La mayor feria de libros de EEUU se centra en los ebooks

La atmósfera en la gran Book Expo America de esta semana era optimista debido a que la emoción de las editoriales por el crecimiento de las ventas de libros electrónicos y el futuro de la edición digital compensó las preocupaciones por las bajas ventas de libros tradicionales.

La edición de libros está viviendo un gran cambio similar a la transformación de la música en la última década, y los vendedores de libros están empezando a sentir que el sector vuelve a resurgir.

Borders Group, antaño el segundo mayor vendedor de libros de Estados Unidos y de los primeros en establecer grandes librerías, liquidó en septiembre del año pasado su negocio de 40 años tras no conseguir hacerle la competencia a su gran rival Barnes & Noble ni al minorista online Amazon.com Reflejando ese cambio en el encuentro anual de tres días de duración de escritores, editores y libreros, las editoriales de libros electrónicos y las empresas de tecnología disponían de un espacio prominente en el centro del salón.

El sentimiento general era que los editores y los escritores cada vez entienden mejor la edición y la mercadotecnia electrónica.
"Este año me siento con mucha energía", afirmó Todd Humphrey de la compañía canadiense de libros digitales Kobo, una de las compañías de ebooks que se ha trasladado del rincón en el que la mayoría de ellas se encontraba anteriormente al centro del salón, al lado de grandes editoriales como Random House.

"El año pasado, la industria de la publicación en conjunto sentía un poco que se estaba quedando atrás. Este año hay muchas más sonrisas", añadió. "La gente se está dando cuenta de que las cosas se mueven hacia lo digital, y de que tienen que ajustarse a ello", señaló. Reuters