Teléfonos Android de gama baja, ¿los verdaderos enemigos de los BlackBerry?

Teléfono Android de gama baja

No es secreto para nadie que RIM está pasando por una época muy difícil con los problemas que ha tenido durante el año, la baja en sus ventas ante competidores como Apple con su iPhone o Samsung con su línea de teléfonos Galaxy, basados en el sistema operativo Android de Google.   A nivel latinoamericano los mayores consumidores de los productos de RIM son Venezuela y Ecuador, sin embargo, ha ido perdiendo terreno a nivel global.  Tanto así que inclusive Barclays bajó el precio objetivo de las acciones de la empresa RIM de $40 a apenas $24 (fuente: América Economía).

Si nos ponemos a pensar en las opciones de reemplazo de un Blackberry la primera preocupación es el reemplazo del famoso Blackberry Messenger y luego el costo de una nueva terminal que cubra las funcionalidades básicas, ya sea desde el punto de vista corporativo o simplemente de un Geek que se respeta.  El primer punto está tratando de ser cubierto de forma constante por diferentes programas como Whatsapp (el más utilizado), Kik, Beluga y hasta el mismo Facebook Messenger, cada uno con sus pro y sus  contra, pero lo importante es que existen opciones, de hecho Whatsapp al momento es utilizado por compañías como Nokia para poder vender sus terminales como herramientas que permiten mantenerse conectado sin importar qué plataforma utilice el otro.

El segundo punto es el que muchas veces nos hace dudar al pensar en adquirir otro teléfono, el costo y eso es algo difícil de salvar.   Desde los 21 años definí una política personal en cuanto a teléfonos celulares se refiere, nunca gastar más de $200 y que tenga un tiempo de vida útil de al menos 2 años, lo cual he aplicado "casi" de manera estricta... ¿Porqué el casi? Porque la única vez que rompí mi regla fue al adquirir un iPhone 3G, se me había metido en la cabeza y terminé comprándolo, con lo que sí cumplió y hasta superó su límite es en el tiempo de vida, lo tuve durante 4 años y no tuvo problemas, sin embargo, las actualizaciones de software lo volvieron cada vez más lento y las restricciones en cuanto a qué podía hacer con la plataforma o qué software podía instalar me hicieron pensar en hacer un cambio.

Comencé a escuchar respecto a Android y sus diferentes variantes, me llamó la atención que la mayor parte de las aplicaciones que utilizaba en iPhone también habían sido portadas y que la variedad de aplicaciones iba en aumento, pero esta vez no quería realizar grandes gastos, no en algo que si bien es una herramienta no necesariamente tiene que ser costosa.

Una de las ventajas de la plataforma Android es que su código fuente está disponible de forma libre y puede ser adaptado por cualquier desarrollador, esto fue aprovechado por China y les permitió convertir sus terminales de bajo costo, en terminales mucho más útiles.  ¿El resultado? Teléfonos con Android tan económicos que su precio puede variar desde los $80 hasta los $200.

Dicho esto me pareció buena idea arriesgarme, después de todo la inversión sería baja y en el peor de los casos, no "dolería" mucho, me dediqué a buscar opciones, diferentes versiones, pros y contras.  Al final terminé evaluando varios modelos y convenciendo a más de uno a que compraran uno (así podía verlos yo también).

¿El veredicto final? Los teléfonos de gama baja son una buena opción si lo que quieres es un teléfono funcional y pensando mucho más en una herramienta de trabajo.  Ventajas y desventajas de forma muy rápida.

Ventajas:

  • Bajo costo
  • Totalmente funcionales
  • Tienen componentes genéricos fáciles de reemplazar (ej: el cargador de batería puede ser reemplazado por el de un nokia viejo).
  • Son expandibles (el mío trajo memoria base de 512MB, pero con una tarjeta microSD se pudo expandir a 4GB).
  • Los últimos modelos vienen con Android 2.2 o 2.3 Vienen desbloqueados de fábrica (Se pueden activar con cualquier tarjeta SIM).
  • Incluyen 2 baterías (esto es muy útil cuando se viaja o hay que dedicarle mucho tiempo al Internet).
  • Por el mismo costo se puede tener un teléfono con 2 ranuras para SIM (se puede tener 2 operadoras al mismo tiempo).
  • Por alguna razón le incluyen TV a la mayoría de estos modelos (un plus que de vez en cuando no viene mal).
  • El tamaño mínimo de las pantallas es de 3 pulgadas.

Desventajas

  • El procesador suele estar dentro del rango de los 400 a 600Mhz (Si es un teléfono de trabajo no tiene ningún problema, pero si queremos utilizarlo para jugar sólo servirá para juegos en 2D y muy básicos).
  • El material de la carcasa es plástico sobre un armazón metálico por lo que se puede romper con facilidad.
  • La pantalla es resistiva (funciona en base a presión y no a carga electroestática como la pantalla capacitiva de los teléfonos de gama alta).
  • El cargador de batería suele ser de baja calidad y tiende a estropearse (pero reemplazarlo no cuesta más de $3 a $5).
  • La cámara o cámaras (en caso de los que tienen doble cámara) no son de muy buena calidad, pueden ser de hasta 2 megapixeles, pero el sensor de imagen no da grandes resultados a menos que se tenga suficiente luz.
  • Los modelos más económicos (entre $80 y $100) sólo soportan conexiones EDGE, los modelos que soportan 3G van a partir de los $130 aproximadamente.

En términos generales, si quieres tener un teléfono con Android totalmente funcional y a muy bajo costo, este tipo de teléfonos son una excelente opción para reemplazar a un Blackberry con muchas más funcionalidades, si te gusta tener un teléfono potente y poder jugar con él será mejor ver otras opciones dentro del rango de la gama alta.

 

Como nota final les dejo una reseña en video sobre uno de esos teléfonos, aunque este incluye pantalla capacitiva